miércoles, 9 de enero de 2013

El Paraíso

Oí hablar de religiones y decían:
Si quieres que la gente lo siga tienes que ofrecer el Paraíso
Yo lo que creo es que estamos en él.

El Paraíso es lo que la gente busca, cada vez menos, en la religión.
Para mí éste está en la Tierra, es nuestra vida, una vida que tiene que ser feliz, esa felicidad, sentida en nosotros mismos, es el Paraíso.
Un religioso puede decir que no, que el Paraíso existe tras la muerte, pero lo que dice nunca es demostrable, por lo que no le podemos dar peso. El único paraíso que existe es el que podemos ver, por lo menos para los vivos, que es lo que somos.
Pero el mundo no es Paraíso para casi nadie, lo cual está fatal.

Somos una raza de animales que tienen consciencia de sí mismos, somos un conjunto de partículas que no se distinguen en nada a otras partículas que no tienen consciencia en conjunto. No sé si me explico, somos dioses, somos vida inteligente en este universo que es el Paraíso. Cada ser humano es un dios, porque puede cambiar el mundo a su antojo, podemos crear y destruir, y podremos crear todo en el futuro, lo imaginable y más.
Razonado esto, cabe razonar también que estamos en error, que en este mundo todos deberíamos vivir como los dioses que realmente somos, el mundo debería ser como el monte Olimpo, un monte Olimpo más grande y lleno, pero todos viviendo bajo los derechos de ser un dios.
Claro que ésto se ve muy lejos, estos dioses que viven en el mundo son muy parecidos a los antiguos dioses humanizados de las culturas griega y romana, son avaros, egoístas  tristes, explotadores, bárbaros,... y un sinfín de cosas espantosas.
Sin embargo, nuestro comportamiento es explicable, llevamos mucho tiempo poblando el Paraíso y hasta hace muy poco no existía para casi nadie, explicación para casi nada.
Éso es y fue una ventaja para el egoísta, el que cree que su consciencia es la única que vive. Así se beneficiaron, se aprovecharon de la mentira. Y la gente se sometió creyendo verdad la mentira.
Así nacieron las religiones, tanto bienintencionadas como malintencionadas, y las leyes, lo mismo.
El pueblo, ignorante, sigue las cosas bienintencionadas. Pero el aprovechado tergiversa estas cosas bienintencionadas en su propio beneficio, así se modificaron las religiones, se crearon cargos, títulos, poderes... injusticias basadas en la mentira, en la tergiversación de ideas bienintencionadas que ya eran mentira, locura o intento de cambiar este injusto Paraíso.

A mí personalmente me gustaría cambiar las cosas, eliminar todas esas mentiras que pueblan la Tierra y hacer que el lugar donde vivimos los humanos y otras razas de pequeños dioses sea de verdad un Paraíso.




Bueno... hacía ya tiempo que no escribía nada, espero que os guste lo que traigo para retomar mi blog. La verdad es que no está muy bien escrito... es porque hace tiempo que lo escribí, ésta fue una de las primeras cosas que escribí cuando empecé con mi libreta de pensamientos.

Espero no tardar en publicar de nuevo. Un saludo amigos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total