miércoles, 15 de septiembre de 2010

Filosofando sobre la felicidad


Filosofía, análisis no científico del mundo, que en ocasiones implica un determinado comportamiento. 
Me gustaría haber estudiado filosofía, pero estoy estudiando otra cosa, así que me he tenido que conformar con mascar Wikipedia.
Muchos temas filosóficos quiero discutir, y por alguno habrá que empezar.

La forma de vivir. Creo que como persona individual hay que buscar la felicidad, ¿y cómo conseguimos la felicidad?

Pues hay tres maneras de adquirir felicidad, si consigues tener las tres en tu vida, tu felicidad no tendrá fin:
-Placer: como bien sabemos en este mundo de disfrute infinito, algo que te de placer corporal te otorga una sensación de felicidad. Por ejemplo la adquisición de un objeto que queremos, el logro de un objetivo profesional, comer una tarta de chocolate, tener sexo, etcétera.
-Disfrute en el tiempo: lo experimentamos cuando hacemos algo que nos hace evadirnos de nuestros problemas, el tiempo se detiene, no quieres que ese momento acabe, estas siendo feliz por la circunstancia. Por ejemplo estando con unos buenos amigos, jugando el deporte que te gusta, leyendo un libro que te entretenga, aprendiendo algo que te interese...
-Significado: es cuando sabemos que aunque estemos sufriendo con algo, lo que vamos a conseguir, tiene un significado importante, es lo que tú quieres hacer, y sacrificarías todo por ello, esto es lo que otorga la mayor felicidad. Por ejemplo estudiando, ahorrando, planeando... en definitiva, dando pasos hacia el cumplimiento de tu sueño, carrera o destino.

Como podemos comprobar, el placer otorga una felicidad efímera, queremos algo, lo tenemos, somos felices, hasta que se pasa, y solo sentiremos infelicidad si lo perdemos o si le pasa algo a ese objeto, por lo que la felicidad ganada al adquirirlo se va en forma de infelicidad al perderlo.
El disfrute otorga la felicidad del momento, de saber apreciar que lo estas pasando bien, que estas en una situación que te produce felicidad. Pero hay que ser cuidadoso, se puede dar el caso de que la repercusión sea peor que la felicidad del momento, como las drogas por ejemplo, te otorgan un momento de placer pero esconden un daño secundario que no percibimos.
El significado sin embargo no nos otorga felicidad del momento, pero siendo consecuente con lo que quieres obtener, todo lo que hagas, repercutiendo o no felicidad momentánea o efímera, o incluso siendo para ti una sensación dolorosa, adquirirás al fin mucha más felicidad.

Pero el secreto de la felicidad es tener las tres. Empezando por el final. Lo primero es buscar el significado de la vida, y ser consecuente con ello. Ya así serás feliz, entonces podrás apreciar los buenos momentos que tiene la vida, sintiendo que se detiene el tiempo, disfrutando de los buenos momentos. Sólo siendo feliz con tu vida, y comprendiendo lo efímero de la felicidad producida por el placer, podrás de verdad disfrutar con el mismo, sintiendo sólo su lado positivo.

Esto que digo no es nada nuevo, lo tratan en profundidad en el budismo y el taoísmo. Os pongo aquí una frase que sintetiza todo esto, dicho por alguien muy sabio, el gran taoísta Lin An que define así el camino de la felicidad:
La gran mayoría de las personas qué vacía y mal se siente, porque usa las cosas para deleitar su corazón, en lugar de usar su corazón para disfrutar de las cosas.

Para otra entrada quedan otros importantes temas filosóficos, incluídos los propios movimientos filosóficos, he querido empezar por la felicidad individual, porque lo primero es uno mismo, si no te quieres a ti, no puedes querer a los demás.

Os recomiendo ver este vídeo:
Un monje tibetano (Matthieu Ricard) habla acerca de esta forma de ver la felicidad: http://www.ted.com/talks/lang/spa/matthieu_ricard_on_the_habits_of_happiness.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total