jueves, 28 de octubre de 2010

Los toros

Ya se prohibieron las corridas de toros en Cataluña, ahora el PP lo recurre ante el constitucional. ¿Quién tiene razón?
Los antitaurinos han defendido la cancelación de estos eventos aludiendo a diferentes motivos a lo largo de la historia, aunque hoy lo que más oigo yo son dos: la muerte o matanza del toro, por su crueldad y por el sufrimiento del mismo; o el otro motivo, que sea espectáculo esa misma crueldad y sufrimiento. 
Por otro lado está el colectivo taurino, que lo considera una fiesta cultural (normalmente también la consideran nacional, pero ese es otro tema) de alto contenido, y que es necesario preservar. Les da igual el sufrimiento del toro y el impacto de la crueldad en los espectadores, valorando la forma y eficacia del torero en matar al animal.
 
Os diré qué me parecen unos y otros. Los primeros, antitaurinos, me parece que podrían estar dejándose llevar, sin fijarse en que la crueldad hacia los animales no son solo los toros, aunque es cierto que para nosotros es la cara más visible; sin embargo el toro no es para nada una especie en peligro de extinción, tienen mejores causas que secundar. Los que lo son porque están en contra de la exposición a la violencia que suponen me parecen más normales, que aún me acuerdo de volver de clase de pequeño y poner la tele y que estuvieran los toros (¿es que nadie va a pensar en los niños?).
Y los taurinos... qué decir, me parece que las personas que disfrutan viendo morir un animal, aunque no se fijen o digan que no se fijan, que lo que miran es el torero, pues que no pueden ser muy normales.

Será que no me gustan los toros. Tan solo una vez en mi vida vi la muerte de un toro, no era un morlaco enorme, y el torero no debía de ser muy experimentado. Le clavó la espada un par de veces, el torito se fue tropezando hasta caer sobre las rodillas y morir entre sangre y berridos, con espuma saliéndole por la boca (muy parecido a la imagen de arriba). Nada agradable, vamos.
No me gusta, me parece un espectáculo aburrido, feo, sangriento, peligroso y estúpido. Sin embargo no sé si habría que prohibirlo, de hecho me decanto más por que no se prohíban. Yo voy a pasar de los toros, no los voy a ver ni participar en ellos porque no me gusta la tauromaquia. Pero los seguidores de los toros tienen el derecho de hacerse su fiesta, mientras unos cuantos la secunden.
¿Estáis a favor o en contra de los toros? ¿Deberían prohibirse? ¡Dejadme un comentario que todavía no hay ni uno!

6 comentarios:

  1. hola! yo estoy completamente en contra de la tauromaquia.
    vale que sea un espectáculo de tradición español, pero es una verguenza que el ser humano a estás alturas disfrute viendo matar a un animal, solamente por diversión.
    creo que los antitaurinos hacen bien manifestandose por todo lo alto, ¿hay algún espectáculo de sufrimiento animal que se vea como un acto cultural y que sea tan respetado socialmente como "los toros"?
    deberian prohibirse...

    ResponderEliminar
  2. Estoy parcialmente de acuerdo con lo que aquí dices, pero... no crees que se deban prohibir los toros, pero hablas del sufrimiento de otros animales que si estén en peligro de extinción! que pasa, los que no están en peligro de extinción merecen morir? y merecen que todos aquellos que les sobre el dinero, paguen por por ver ese espectáculo lamentable? no, ningún animal lo merece.
    solo y exclusivamente discrepo contigo en ese punto! sobretodoñlo que más debería preocuparnos y muy poca gente se da cuenta es...QUE PASA CON LOS NIÑOS?? NADIE PIENSA EN ELLOS??? :S

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo, pero no me refería a que los animales no en peligro merezcan morir, no lo merecen y ojalá no muriera ninguno y viviésemos del aire, pero no es así, comemos carne de todo tipo de animales. Me refería a ese punto de vista, lo q no merece el toro es la muerte lenta y pública a la que lo sometemos, pero si comemos toros, hay que matarlos igual.
    Si fueras vegetariana, entonces sí, pero no lo eres que te conozco! jejeje

    ResponderEliminar
  4. Esto es lo que dice un artículo de la revista ¡Despertad! de 1975:

    ¿Es para cristianos la corrida de toros?
    ¿Cómo debería considerar actualmente un cristiano a las corridas de toros? Se presenta una cantidad de preguntas en conexión con esto. Por ejemplo, si el hombre ha sido hecho a la imagen de Dios, y Dios es amor, ¿puede una persona reflejar ese amor mientras practica crueldad contra los animales? (Gén. 1:26; 1 Juan 4:8) Si un cristiano ha dedicado su vida a Dios, ¿es razonable arriesgar esa vida por medio de provocar deliberadamente a un toro bravo? ¿Continuará esa práctica en el nuevo orden de Dios donde ni el hombre ni el animal “harán ningún daño ni causarán ninguna ruina”?—Isa. 11:9.
    Por lo tanto, ¿qué se puede decir acerca de coleccionar o exhibir en la casa de uno cuadros de corridas de toros y toreros? ¿Muestra un punto de vista equilibrado, un juicio sano y sensato el idolatrar a hombres que desprecian el don de la vida y se ganan la vida mediante exhibiciones públicas de crueldad contra los animales? Además: ¿Cómo afectaría a compañeros cristianos el tener esos cuadros en la casa de uno? ¿O qué hay si alguien viera a un compañero cristiano concurrir a una corrida de toros? Estas son preguntas serias para cristianos que meditan, porque el apóstol Pablo escribió: “Que cada uno siga buscando, no su propia ventaja, sino la de la otra persona.”—1 Cor. 10:24.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que lo unico que buscas es un poco de polemica.
    Muy tibio tu.
    Y solo falta el: "a los toros va el que quiere" tan cansino.
    En fin lo tuyo parece ser la revolucion si, pero desde casa y sin mojarte mucho no sea que el agua este fria y te resfries.

    ResponderEliminar
  6. mmm... anónimo, no dice qué piensa, insulta, y suelta un tópico sin comprobar. Está claro, tan sólo faltaba q estuviera escrito en mayúsculas:
    ¡El primer troll del blog! ^^ Qué ilusión

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total